España observó cinco minutos de silencio, este viernes, para conmemorar el primer aniversario de los ataques con bombas a los trenes de Madrid, donde murieron 191 personas.

Todo el país, incluyendo todos los trenes de pasajeros, se detuvo al mediodía, hora local, (11:00 UTC), para honrar a las víctimas del atentado terrorista.

El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y el rey de Marruecos, Mohamed, también participaron junto al presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, en el tributo.

Las campanas de las iglesias tañeron a las 7:37, hora local, para marcar el exacto momento en que ocurrió la primera explosión, en un tren de pasajeros, hace un año.

Las 10 explosiones coordinadas, en cuatro trenes, ocasionaron el mayor número de muertos por terrorismo, en un solo día, en España.

Extremistas islámicos, predominantemente de Marruecos y simpatizantes de al-Qaeda, asumieron responsabilidad por los ataques.