Las autoridades iraquíes indicaron que insurgentes dieron muerte a balazos a por lo menos tres agentes de policía, incluyendo el jefe de una comisaría de Bagdad.

Las fuerzas del orden dispararon contra un vehículo en que viajaban los policías con dirección a su sitio de trabajo, esta mañana.

El hecho ocurrió después de que un ataque suicida con un camión cargado de explosivos, del cual se hizo responsable el grupo terrorista dirigido por Abu Musab al Zarqawi, causara la muerte de tres personas, cerca del Ministerio de Agricultura y de un hotel utilizado por occidentales.

El miércoles, funcionarios iraquíes indicaron que descubrieron los cadáveres de 41 personas asesinadas al estilo ejecución, en dos sitios separados.