El número de estadounidenses que solicitaron compensación por desempleo se elevó inesperadamente en 17 mil la semana pasada.

El informe entregado hoy jueves por el Departamento de Trabajo muestra que un total de 327 mil personas pidieron ese tipo de subsidio por primera vez.

Se trata del máximo nivel de solicitudes iniciales registrado en dos meses.

Mientras por un lado el incremento fue inesperado, los expertos señalaron que las cifras son más bajas que las del promedio del año pasado y son consistentes con un mercado laboral en recuperación, en Estados Unidos.