Cifras que se darán a conocer en breve muestran que el número de estadounidenses de origen africano que se inscriben en el Ejército en Estados Unidos ha disminuido drásticamente durante los pasados cinco años.

Los negros conforman el 14% del reclutamiento del Ejército este año, una dismunución de más del 23 por ciento con respecto al año fiscal 2000.

Las cifras muestran una similar disminución en el número de reclutas femeninas, de 22 por ciento en 2000 a aproximadamente un 17% este año.

Estudios realizados por el Ejército han vinculado la disminución a la impopularidad de la guerra en Iraq entre los negros, además de un temor generalizado de muerte o heridas y una mejoría en la economía que permite que los jóvenes busquen otros empleos.

El Ejército indicó que está un 6% por debajo de la meta de reclutamiento para el año fiscal 2005.