El ex primer ministro de Kosovo, Ramush Haradinaj, llegó a Holanda para responder cargos en su contra ante el Tribunal de Crímenes de Guerra de las Naciones Unidas en La Haya.

Haradinaj renunció a su puesto el martes después de que el tribunal presentó las acusaciones.

Aunque no se dieron detalles de los cargos, el Tribunal ha estado investigando su rol como líder guerrillero albanés étnico en Kosovo durante el conflicto con las fuerzas serbias a fines de la década de 1990.

Las fuerzas serbias acusan al exprimer ministro de Kósovo de atrocidades contra los serbios. Haradinaj dice que sus acciones estuvieron de acuerdo con el derecho internacional.

La comunidad internacional ha elogiado su decisión de cooperar y ha pedido calma a los albaneses que lo consideran un héroe.