La gobernadora de Louisiana Kathleen Blanco se encuentra en Cuba para negociar acuerdos comerciales con la isla nación, a pesar de las restricciones de la Administración Bush sobre tales transacciones.

Blanco llegó a La Habana anoche como parte de una delegación de empresarios y funcionarios del gobierno estatal que busca nuevos mercados para sus productos agrícolas.

Grupos estadounidenses opuestos al régimen cubano han criticado el viaje de Blanco y la instaron a cancelarlo, diciendo que sólo contribuye a legitimar el régimen de Fidel Castro.

En 2000, el Congreso de Estados Unidos disminuyó las restricciones comerciales contra Cuba para permitir ventas en efectivo de productos estadounidenses.

La medida ha convertido a Cuba en el vigésimo quinto mercado más grande para productos agrícolas estadounidenses.

Sin embargo, recientemente, la Administración Bush agregó el requisito de que Cuba pague por adelantado por los productos que compre.