El presidente del Líbano, Emile Lahoud, de tendencia pro-siria, está manteniendo conversaciones con parlamentarios, para formar un nuevo gobierno, tras la renuncia del gabinete del primer ministro Omar Karami, la semana pasada.

Mantenido a flote por una masiva manifestación pro-Siria, realizada este martes, en Beirut, el presidente comenzó conversaciones que, según los analistas, probablemente preservarán la influencia política siria en el Líbano.

Entre tanto, tropas sirias continúan replegándose desde áreas costeras y centrales del Líbano a áreas cercanas a la frontera siria.

El presidente Bush exigió que todas las fuerzas militares y agentes de inteligencia sirios abandonen suelo libanés antes de las elecciones parlamentarias de mayo.