Los Mapuches, el mayor grupo indígena chileno, pidió a la Organización de los Estados Americanos que examine las presuntas violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno de ese país contra su etnia.

Los representantes Mapuche acusaron a Chile de aplicarles leyes anti terrorismo promulgadas durante la dictadura del general Augusto Pinochet.

Los indígenas también denunciaron actos de brutalidad que habrían sido cometidos por parte de la policía de la ciudad de Santiago.

Por su parte, el gobierno sostiene que los activistas Mapuche se han involucrado en actos terroristas, como los ataques incendiarios contra propiedad gubernamental y privada.

Los líderes Mapuche afirmaron que esperan que la OEA aliente al gobierno chileno a reconocer los derechos de tierras del grupo y les otorgue amnistía a los prisioneros Mapuche.