El embajador de Brasil ante las Naciones Unidas Ronaldo Mota Sardenberg solicitó ayuda internacional para lograr la liberación de un ingeniero civil brasileño, quien fue secuestrado en Iraq.

El diplomático expresó no haber recibido información del Ejército de Ansar al-Sunna, el cual publicó el video en el que se adjudica la responsabilidad por la emboscada y secuestro de Joao Jose Vasconcellos.

Mota Sardenberg instó a cualquiera que pueda ayudar a liberar a Vasconcellos, quien se encontraba trabajando para una compañía de construcción brasileña en la ciudad norteña de Beiji, cuando se produjo el secuestro.

La empresa de construcción Norberto Odebrecht confirmó que dos empleados de seguridad, un britanico y un iraquí, murieron en la emboscada de enero.