La administración Bush ha rechazado el plan en dos etapas propuesto por Siria para retirar sus fuerzas del Líbano, indicando que debe haber una total e inmediata retirada.

Tras consultas en Damasco, el lunes, el presidente sirio Bashar al-Assad y su homólogo libanés, Emile Lahoud, anunciaron que las tropas sirias se retirarán a áreas fronterizas, en el Líbano, para fines de marzo.

Ellos dijeron que ambos gobiernos decidirán después sobre un cronograma para la salida de las tropas de suelo libanés.

Un portavoz de la Casa Blanca calificó el plan como una medida insuficiente. Las tropas sirias han estado estacionadas en el Líbano por casi 30 años.

Manifestantes anti sirios protestaron en Beirut, para marcar la tercera semana desde el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri. Siria ha negado acusaciones de involucramiento en el asesinato.