El ministro de Relaciones Exteriores italiano ha exigido que Estados Unidos encuentre y sancione a los soldados responsables por la muerte del agente de inteligencia italiano en Iraq, en un hecho ocurrido a fines de la semana pasada.

El canciller Gianfranco Fini declaró ante el parlamento italiano este martes, diciendo que Italia está en desacuerdo con la versión de Estados Unidos respecto a lo que pasó con el agente Nicola Calipari.

Las tropas estadounidense dispararon contra Calipari el pasado viernes cuando su coche se aproximaba a un punto de control cerca del aeropuerto de Bagdad.

Calipari estaba escoltando a la periodista italiana Giuliana Sgrena quien había sido liberada después de un mes en cautiverio.

Calipari murió cuando protegía a Sgrena, y la periodista resultó herida en un hombro. Fini dijo que al contrario de lo que Estados Unidos sostiene, los italianos no viajaban a alta velocidad y nunca fueron alertados para detenerse.

El lunes miles de dolientes en Roma asistieron al fineral de estado de Calipari.