Fiscales españoles solicitaron una sentencia de 9.138 años para el ex oficial naval argentino acusado de genocidio durante la llamada “guerra sucia” de ese país.

La Corte Suprema española somete a proceso a Adolfo Scilingo desde enero, por su papel en las atrocidades cometidas durante la brutal represión de los izquierdistas en Argentina, hace dos décadas.

Scilingo enfrenta 30 cargos de asesinato, 93 de heridas físicas y 255 de terrorismo.

Durante el juicio, Scilingo se retractó de su afirmación respecto a que había participado en los “vuelos de la muerte”, en que disidentes drogados y desnudos eran lanzados al mar, desde helicópteros militares.