Una serie de ataques de rebeldes en Iraq han dejado un saldo de por lo menos 25 personas muertas, mientras que autoridades estadounidenses prometieron investigar recientes incidentes de muertes accidentales a manos de sus efectivos.

En el norte de Bagdad, un ataque suicida causó la muerte de por lo menos 15 personas y cerca de 2 decenas de heridos.

En Baquba, ataques de insurgentes contra soldados y policías iraquíes dejaron por lo menos 10 personas muertas.

También este lunes, las autoridades iraquíes publicaron nuevas fotografías del buscado terrorista jordano Abu Musab al-Zarqawi, que lo muestran con el pelo y la barba cortados.

El grupo de al-Zarqawi presuntamente se atribuyó la responsabilidad por varios ataques este lunes.

Entretanto en Bulgaria, el ministro de defensa dijo que una investigación demuestra que las tropas de Estados Unidos posiblemente son responsables de la muerte accidental de un soldado búlgaro el viernes pasado.

Ese mismo día fuerzas estadounidenses dieron muerte accidentalmente a un agente de inteligencia italiano, en un punto de control.

Las autoridades estadounidenses han ordenado una investigación de ambos incidentes.