El Vaticano espera que el Papa Juan Pablo II sea dado de alta del hospital Gemelli en Roma a tiempo para los servicios de Semana Santa que comienzan el 20 de marzo.

El vocero del Vaticano dijo este lunes que el Pontífice se recupera de la traqueotomía a la que fue sometido el mes pasado para facilitar su respiración.

La Santa Sede informa que el Papa Juan Pablo II continúa con un tubo en la garganta que le permite respirar, pero que participa regularmente en sesiones de rehabilitación y que puede pasar largos períodos del día en un sillón.

Sin embargo, los médicos le han exhortado a que hable lo menos posible.

El Vaticano destaca que nuevos informes sobre la salud del Santo Padre serán dados a conocer este martes.