El presidente venezolano Hugo Chávez indicó que su país quiere continuar vendiendo petróleo a Estados Unidos, pero que podría cortar el suministro si Washington trata de agredir su país.

Chávez dijo a los periodistas durante una visita a India que Venezuela no suspenderá el suministro de petróleo a Estados Unidos a menos que el gobierno estadounidense muestre cualquier tipo de agresión contra Venezuela. Chávez no dio más detalles.

Venezuela es uno de los principales proveedores de petróleo a Estados Unidos, pero las relaciones entre ambas naciones se han vuelto tensas desde que Chávez asumió el cargo en 1999.