La Corte Suprema de Estados Unidos escuchó argumentos sobre si exhibir el monumento a los Diez Mandamientos en propiedad pública viola la prohibición constitucional de que el gobierno apoye la religión.

Se trata de un monumento de granito de casi dos metros que muestra a los Diez Mandamientos en las instalaciones el Capitolio de Texas, y de copias enmarcadas en las cortes de Kentucky.

Un abogado que representa a un individuo de Texas que objeta las exhibiciones de los Diez Mandamientos dijo a la corte que estas promueven un mensaje religioso y que por lo tanto son inconstitucionales.

El Secretario de Justicia de Texas, Gerg Abbott, argumentó que es constitucional que el gobierno reconozca un símbolo religioso o texto, siempre que quede claro que el gobierno no endose oficialmente la religión.

Se espera que la Corte Suprema decida sobre el asunto antes de que termine el mes de junio.