China respondió este jueves a la crítica estadounidense de sus antecedentes de derechos humanos, emitiendo un informe en el que censuró a Estados Unidos por una variedad de violaciones a los derechos humanos.

El informe, publicado anualmente en respuesta a la investigación mundial que realiza el Departamento de Estado sobre los derechos humanos, acusa a las fuerzas armadas estadounidenses de abuso contra prisioneros iraquíes en la cárcel de Abu Ghraib en Bagdad.

El documento chino expresa que el racismo está profundamente enquistado en Estados Unidos y que los estadounidenses están amenazados por el crimen violento y la violación de los derechos civiles por parte de las autoridades.

El análisis también acusa a Estados Unidos de hipocrecía al criticar las condiciones en otras naciones, mientras mantiene el silencio en las propias.