La administración Bush confirmó que suspendió la búsqueda de armas biológicas, químicas, y nucleares en Iraq.

El vocero de la Casa Blanca, Scott McClellan, dijo el miércoles que la inteligencia existente acerca de los supuestos inventarios de armas ilegales antes de la invasión a Iraq liderada por Estados Unidos era "equivocada".

El presidente Bush citó esa inteligencia como razón para ir a la guerra en 2003.

El vocero dijo que Bush nombró una comisión para investigar las fallas de inteligencia previas a la guerra.

Pero agregó que la administración opina que el anterior líder iraquí, Saddam Hussein, tenía la intención y la capacidad para desarrollar armas ilegales.

Sus comentarios se produjeron después que el periódico The Washington Post informara que el principal inspector de armas estadounidense en Iraq, Charles Duelfer, terminó su trabajo en diciembre.

Duelfer presentó su informe final al Congreso en septiembre, y llegó a la conclusión que Bagdad no poseía armas ilícitas antes de la invasión de Estados Unidos.