El número de estadounidenses que viven en situación de pobreza subió al 14,3% en 2009 y la población de pobres en edad de trabajar, alcanzó su mayor nivel desde 1965, informó la Oficina del Censo.

Unos 43,6 millones de personas viven en la pobreza en Estados Unidos, lo que representa uno de cada siete estadounidenses, frente a los 39,8 millones del 2008, que representaban un 13,2%.

Por otra parte, el número de personas que carecen de cobertura de salud, se elevó desde 46,3 millones, a 50,7 millones, debido principalmente a la recesión de la economía estadounidense. El Congreso aprobó la ley de la reforma del sistema de salud a principios de año, por lo cual los efectos de la medida no se reflejan en el estudio.

Las estadísticas están referidas al primer año de gobierno del presidente Barack Obama, cuando el desempleo llegó al 10% en los meses que siguieron a la crisis financiera.

El ingreso medio de los hogares estadounidenses era de $49.777 dólares anuales durante ese período.