Políticos chiítas en Irak acordaron nominar primer ministro a Jawad al-Maliki, posiblemente despejando el camino para un nuevo gobierno.

Funcionarios en Bagdad dijeron este viernes que seis de los siete líderes del dominante bloque político chiíta, Alianza Unida Iraquí, aprobaron la elección.

La candidatura de Al-Maliki pone punto final a un impasse sobre el poderoso cargo de primer ministro, actualmente ejercido por Ibrahim al-Jaafari. Políticos árabes sunitas y kurdos se habían opuesto a la candidatura de al-Jaafari diciendo que no había hecho lo suficiente para detener la violencia sectaria que sacude al país.

Con el acuerdo sobre al-Maliki, los principales partidos políticos iraquíes están listos para comenzar a elegir a un presidente del Parlamento durante una sesión de la asamblea el sábado.

Entre tanto, funcionarios kurdos iraquíes dijeron que fuerzas iraníes abrieron fuego contra posiciones de rebeldes kurdas dentro de territorio de Irak, este viernes. No hubo información inmediata sobre bajas, ni ningún comentario por parte del gobierno de Teherán.