Eduardo Stein, representante especial especial de ACNUR y OIM para los refugiados y migrantes venezolanos.

En medio de la emergencia del COVID-19, el representante especial conjunto de ACNUR y la OIM para los refugiados y migrantes venezolanos, Eduardo Stein, hizo un llamado a los gobiernos de la región para que mantengan sus programas de ayuda a los refugiados migrantes venezolanos y que se les de un acceso igualitario a los servicios de salud.

En entrevista con Venezuela 360 de la Voz de América, Stein dijo que “el acceso a la atención en salud debe ser parejo precisamente para que los esfuerzos de contención de la pandemia sean eficaces. Si se segregan grupos de población que sí y grupos de población que no, los que no, van a ser los principales multiplicadores del contagio”.

El funcionario reconoce que los países de la región vienen “haciendo esfuerzos enormes con los escasos recursos que tienen” para atender a la población venezolana y al mismo tiempo a sus ciudadanos quienes ahora demandan mayor asistencia de los gobiernos ante la crisis desatada por el COVID -19.

Aunque las ayudas gubernamentales y de otras organizaciones se mantengan, gran parte de los ingresos de los refugiados migrantes venezolanos se obtenían de la economía informal como las ventas ambulantes, las cuales están suspendidas debido a las cuarentenas decretadas por los gobiernos para contener el coronavirus.

En opinión de Stein “trabajar al día significaba ingresos suficientes para irse manteniendo hasta encontrar una mejor situación económica. Esto es lo que ha sido golpeado más duramente. La gente que deja de percibir con ingresos un ingreso diario trabajando de manera informal en las calles no come”.

En Bogotá, la ciudad con el mayor número de refugiados migrantes en Colombia, varios de ellos han decidido regresar ante la imposibilidad de seguir trabajando. Aunque el gobierno de Colombia ha manifestado su intención de seguir ayudando a los migrantes, los programas están siendo readaptados para evitar las aglomeraciones.

“Nosotros hemos estado poniendo el énfasis para que la cooperación que se estaba recibiendo del exterior, más los recursos que internamente cada gobierno esté poniendo no dejen de atender a todas las poblaciones”, asegura el representante conjunto de la ONU para los refugiados migrantes venezolanos.

Las cifras más recientes,  basadas en la información otorgada por las autoridades migratorias de la región indican que el número de refugiados migrantes venezolanos estaría ya sobre 5 millones de personas.