Sandra Dee, la hermosa rubia que protagonizó populares películas orientadas a los adolescentes en los años 50 y 60, murió a los 62 años de edad.

Dee falleció el domingo en un hospital donde era tratada por complicaciones de una enfermedad de los riñones. A Dee se le conoció por su papel protagónico en la película “Gidget”, en 1959, acerca de una adolescente californiana que descubre la alegría del acuaplano y los chicos en la playa.

Dee estuvo casada con el cantante Boby Darrin. Ellos se divorciaron antes de la muerte de él en 1973, a los 37 años edad.