El presidente de Croacia, Stipe Mesich, prometió presionar para integrar su país a la OTAN y a la Unión Europea.

Después de prestar juramento para un segundo mandato, Mesich hizo un llamado a sus compatriotas para que trabajen a favor de la unidad con Europa, calificando la propuesta como una causa común para Croacia.

El mandatario expresó su primer y principal objeto es una Croacia democrática, agregando que la cooperación regional seguirá siendo uno de sus principales objetivos en materia de política externa.

El gobernante, decididamente pro-occidental, ganó fácilmente un segundo período en una elección complementaria que tuvo lugar el mes pasado.