Ataques con bombas en Bagdad contra los musulmanes chiítas causaron la muerte a por lo menos 19 personas y heridas a una gran cantidad.

Atacantes suicidas que se mezclaron con los feligreses frente a dos mezquitas y detonaron explosivos este viernes causaron el alto número de víctimas.

Los ataques tuvieron lugar en la víspera de Ashoura, el más solemne día santo en el calendario chiíta musulmán.

Ataques similares contra los chiítas en esta fecha el año pasado causaron la muerte de más de 170 personas.

Las autoridades religiosas han lanzado un urgente pedido de donantes de sangre y ayuda para los heridos por las bombas de hoy.