Un índice considerado principal indicador de la inflación futura en Estados Unidos y dado a conocer hoy representa el mayor aumento en seis años.

El informe del Departamento del Trabajo respecto a índice de precios al productor mostró un aumento de 0,3% el mes pasado.

El índice mide los cambios en el precio de los bienes en la venta a los distribuidores, antes de alcanzar a los consumidores.

La tasa estructural, excluye los volátiles precios de los alimentos y los energéticos, factores que según los expertos pueden hacer confusa la tendencia inflacionaria subyacente. En este caso, la tasa estructural se elevó en 0,8%.

Según los analistas, es probable que las cifras impulsen las inquietudes sobre inflación y podrían aumentar la expectativa de que la Reserva Federal, banco central de Estados Unidos, continúe elevando las tasas de interés a un ritmo gradual para evitar brotes inflacionarios.