El secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, dijo que el presupuesto de 419 mil millones de dólares solicitado para el Pentágono destinado al ejercicio del año fiscal 2006 ayudará a modernizar las fuerzas armadas estadounidenses y les permitirá operar en Iraq y en otros sitios de conflicto en el mundo.

En un testimonio prestado por Rumsfeld el miércoles ante la Comisión de Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, el secretario de defensa dijo que los sistemas de armas actuales no son suficientemente flexibles como para adecuarse a las amenazas del siglo 21.

Consultado respecto a la magnitud de la insurgencia en Iraq, Rumsfeld declinó aventurarse a una estimación. El funcionario agregó que las estimaciones del sector de inteligencia de Estados Unidos respecto al tema no son confiables.

Rumsfeld también declinó predecir en qué momento sería retirado de Iraq un número importante de tropas estadounidenses.