Negociadores de Estados Unidos y Corea del Sur se encuentran en Beijing para sostener conversaciones sobre cómo persuadir a Corea del Norte a que abandone sus armas nucleares.

El emisario estadounidense Christopher Hill y el canciller interino sur coreano Song Min son analizaron el asunto este jueves con el Vice Ministro chino de relaciones exteriores Wu Dawei.

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, que junto a Rusia participan de las conversaciones multilaterales respecto al el programa nuclear de Pyongyang, creen que la influencia de Beijing sobre Corea del Norte es crucial para llevarla de vuelta a la mesa de negociaciones.

Las visitas tienen lugar una semana después que Corea del Norte declaró públicamente que posee armas nucleares y que ya no participará en negociaciones destinadas a poner fin a su programa de armas.

Además, funcionarios de inteligencia dijeron este miércoles en el Congreso que Corea del Norte pronto podría reanudar sus pruebas de misiles capaces de alcanzar objetivos en Estados Unidos.