Un informe dado a conocer por el grupo empresarial Consejo Económico y de Comercio Cuba-Estados Unidos indica que la isla nación se convirtió en el vigésimo quinto mercado de exportación de alimentos estadounidenses en 2004, gracias a una excepción en el embargo comercial impuesto contra Cuba que permite transacciones en efectivo por productos agrícolas.

El análisis publicado esta semana por el grupo con sede en Nueva York dice que Estados Unidos vendió 392 millones de dólares en productos a Cuba el año pasado.

Según el estudio, Cuba figuró en 2003 como trigésimo quinto entre los mercados de exportación de Estados Unidos. En 2002 figuró en el puesto 50 y en 2001 en la posición 144.

El Congreso aprobó en 2000 la excepción del embargo que incluye el intercambio de efectivo por productos agrícolas.

El Consejo informa que trigo, arroz, maíz, pollo y soya representan la mayor parte de los productos estadounidenses vendidos a Cuba.

El incremento del comercio se produce a pesar de las restricciones de viaje y comerciales impuestas por la Administración Bush contra Cuba.