El director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, CIA, Porter Goss, entregará hoy al presidente Bush sus planes para intensificar la búsqueda de terroristas y armas de destrucción masiva por parte del organismo a su cargo.

Goss se presentó ante un panel del senado donde respondió preguntas sobre sus planes para incrementar en un 50 por ciento el número de agentes en la unidad clandestina de la CIA.

El diario The Washingto Post cita a un funcionario anónimo en la administración Bush, quien habría dicho que se espera que Goss destaque que quiere enviar rápidamente más agentes a trabajar en el extranjero.

El presidente Bush pidió hace tres meses que se aumente el número de agentes de la CIA en el extranjero a raíz del informe de la comisión independiente que investigó los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, según el cual había una gran escasez de agentes en la unidad clandestina de la CIA en el extranjero.

El panel del senado realiza hoy una audiencia pública sobre amenazas mundiales.