Un científico australiano que participó tanto en investigaciones dirigidas por la ONU como por Estados Unidos en busca de las presuntas armas de destrucción masiva en Iraq, afirmó que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, CIA, censuró su labor, para sugerir que las armas de destrucción masiva en realidad existían.

Rod Barton dijo que la censura comenzó luego de que Charles Duelfer fuera nombrado para dirigir el Grupo de Investigación en Iraq, a comienzos de 2004.

Barton agregó que abandonó el grupo de investigación disgustado, luego de que se emitiera un informe inicial en marzo, sugiriendo que aún existía la posibilidad de hallar armas de destrucción masiva en Iraq.

El científico se unió nuevamente al grupo en septiembre, luego de que Duelfer le expresara que trabajaba en un informe final “honesto”.

Ese informe, emitido en octubre pasado, indica que Saddam no poseía armas de destrucción masiva desde el año 1991 y que no tenía capacidad para fabricarlas.