Un británico fue acusado de planificar un ataque explosivo con por lo menos otros seis individuos que fueron arrestados el año pasado en la mayor redada antiterrorista británica, desde el ataque terrorista contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001.

Salahuddin Amin fue acusado hoy en el tribunal Criminal Central de Londres de conspiración para causar una explosión que probablemente hubiese causado muertes o daños de gravedad en el Reino Unido.

Amin fue arrestado el martes pasado cuando arribó al aeropuerto de Heathrow en un vuelo procedente de Pakistán.

El hombre rechazó las acusaciones y sostiene que fue torturado durante los interrogatorios efectuados por las autoridades británicas, estadounidenses y pakistaníes, durante diez meses de detención en Pakistán.

Los sujetos restantes fueron arrestados en Munich en marzo pasado, luego que la policía encontró más de media tonelada del fertilizante nitrato de amonio, material que puede ser utilizado para fabricar bombas.