El mandatario sudafricano, Thabo Mbeki, pronunció un discurso optimista, este viernes, sobre el Estado de la Unión, en el que prometió reducir la delincuencia, el desempleo y la pobreza y subrayó el éxito de su gobierno en la lucha contra la pandemia del SIDA.

En su exposición ante el Parlamento sudafricano, Mbeki delineó ambiciosos planes para mejorar los servicios públicos y expandir las posibilidades de empleo, en el año próximo.

El gobernante sudafricano también destacó la respuesta de su gobierno frente al SIDA, y afirmó que sus planes prevención y tratamiento son de los mejores del mundo.

En cuanto a política exterior, Mbeki comunicó que su gobierno continuará con su diplomacia silenciosa hacia Zimbawe, pero también condenó lo que llamó “la farsa inconstitucional” en Togo.

El líder de la oposición sudafricana, Tony León, dijo que el discurso del presidente fue impresionante en lo que se refiere a los progresos económicos, pero decepcionante en cuanto a enunciar los fallos gubernamentales.