El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, rechazó la preocupación estadounidense por el plan de su país de comprar 100 mil rifles de fabricación rusa.

Rangel declaró el martes que Venezuela está comprando los rifles para fortalecer su defensa nacional, y que su compra no debe preocupar al gobierno de Washington.

Sus declaraciones fueron en respuesta a comentarios recientes del secretario de Estado adjunto para Asunto del Hemisférico Occidental, Roger Noriega, expresando que las armas podrían terminar en manos criminales.