El Papa Juan Pablo Segundo comenzó una segunda semana de hospitalización mientras crecen las especulaciones sobre su capacidad para liderar la iglesia católica.

Los diarios italianos especialmente publicaron los comentarios del asistente principal del Pontífice, el cardenal Angelo Sodano, quien el lunes dijo a la prensa que la renuncia del Papa queda a su propia conciencia.

El Vaticano dice que la salud de Juan Pablo Segundo sigue mejorando, pero los medios de información han reportado que la condición del Papa de 84 años era muy grave cuando fue hospitalizado el martes pasado en la clínica Gemelli de Roma, debido a problemas respiratorios causados por complicaciones de una gripe.

Se cree que, por primera vez en sus 26 años de papado, el Pontífice no podrá dirigir mañana las celebraciones del Miércoles de Ceniza, que marcan el inicio de la Cuaresma. El cardenal estadounidense James Francis Stafford lo reemplazará en la celebración.

El papa polaco padece también del mal de Parkinson, artritis y otras enfermedades, pero continúa manteniendo una exigente agenda de actividades.