La red terrorista de Abú Musab al-Zarqawi se responsabilizó por un ataque suicida con bombas ocurrido este martes en un centro de reclutamiento del ejército iraquí en Bagdad, en el que perecieron por lo menos 21 personas.

En una declaración por Internet, al-Qaeda en Iraq dio a conocer que uno de sus miembros penetró la línea de reclutas frente al centro y detonó los explosivos que portaba.Los leales a Zarqawi también se taribuyeron dos atentados suicidas con bombas ocurridos el lunes en Mosul y Baquba en el que murieron mas de 27 personas.

También este martes, individuos armados en Bagdad emboscaron un automóvil que transportaba a un político iraquí, dando muerte a sus dos hijos y a un guardaespaldas. El político, Mithal al-Alusi, escapó ileso.

Y militares estadounidenses confirmaron que soldados norteamericanos rescataron a dos trabajadores egipcios el lunes. Los dos estaban con cuatro personas que fueron secuestradas el domingo. No está claro qué sucedió con los otros dos trabajadores desaparecidos.