Amnistía Internacional dio a conocer que China incrementó la tasa de ejecuciones en los dias previos a la fiesta del Año Nuevo Lunar.

El grupo pro Derechos Humanos informó haber observado informes de 200 ejecuciones en China en las dos semanas antes de la fiesta, que comenzó este miercoles.

La organización con sede en Londres también destaca que se informó de 650 ejecuciones llevadas a cabo entre diciembre y enero.

Las cifras compiladas anualmente por Amnistía indican que China es la nación del mundo que lleva a cabo más ejecuciones. Las autoridades de Beijing ejecutan a personas por delitos que van desde asesinato y violación a corrupción y evasión de impuestos.

Amnistía Internacional instó a Beijing a reducir el uso de la pena de muerte, diciendo que los prisioneros chinos tienen acceso limitado a abogados y que muchas confesiones son obtenidas por medio de tortura.