El primer ministro israelí, Ariel Sharon, y el presidente palestino, Mahmoud Abbas, están reunidos en Egipto, donde tienen previsto declarar un cese el fuego formal y abrir el camino para la reanudación de las conversaciones de paz.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, inauguró la cumbre en Sharm el-Sheikh, indicando que señala la primera vez en cuatro años que él ve una gran posibilidad de movimiento hacia una “paz duradera”.

Un portavoz de Sharon dijo que cada parte haría una declaración por separado del fin de la violencia, en lugar de firmar un acuerdo formal de cese el fuego.

Egipto es sede de la cumbre que tiene lugar en el balneario de Sharm el-Sheikh, en el mar Rojo. El rey Abdala de Jordania también asiste al encuentro.

El lunes, funcionarios palestinos e israelíes presentaron planes para una tregua formal. Las autoridades palestinas lograron un acuerdo con varios grupos extremistas para detener los ataques contra israelíes.

También el lunes, Israel reabrió el cruce fronterizo clave de Karni en Gaza, la más reciente medida tendiente a crear confianza en víspera de la cumbre.

El presidente Bush, quien ha invitado a Sharon y Abbas a visitar Washington, dijo que está complacido por las medidas tomadas por ambas partes en anticipación de las conversaciones de Egipto.