La red terrorista encabezada por Abu Musab al-Zarqawi asumió responsabilidad por un ataque suicida perpetrado hoy contra un centro de reclutamiento del ejército iraquí, en Bagda, en el cual murieron por lo menos 21 personas.

En un comunicado aparecido en Internet, al Qaeda en Iraq dice que uno de sus integrantes penetró la cola de reclutas frente al centro y denotó una carga de explosivos que llevaba.

La mayoría de los muertos o heridos eran miembros de la novel fuerza militar iraquí o personas que querían enlistarse.