Una de las fiestas más grandes del mundo, el carnaval de Brasil, se encuentra en pleno apogeo.

Decenas de miles de personas llegaron a Rio de Janeiro, el corazón de las festividades. El carnaval es una época de alegría que se celebra en naciones predominantemente católicas antes de la cuaresma, la conmemoración cristiana que lleva a la Pascua de Resurrección.

Los sonidos de tambores de samba y desfiles en las calles llenaron varias ciudades brasileñas desde el inicio oficial del carnaval el pasado viernes.

Los desfiles más grandes tendrán lugar el martes cuando decenas de los más importantes grupos participarán con coloridos disfraces o bailarines virtualmente desnudos y músicos en el Sambódromo de Rio.

Organizados por las escuelas de Samba de Brasil, los grupos pasan todo el año preparando y ensayando para el carnaval.