El Vaticano informó que los médicos han recomendado que el Papa Juan Pablo II permanezca en el hospital por algunos días más, mientas continúa su recuperación de la gripe.

El portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, dijo que este lunes que los médicos del Papa informaron que la condición del pontífice de 84 años, continúa mejorando, pero que, como precaución, aún no debe regresar a sus tareas normales en el Vaticano.

El Papa fue internado en el hospital Gemelli de Roma el pasado martes con problemas respiratorios ocasionados por una gripe. El pontífice sufre de la enfermedad de Parkinson, lo que complica su condición.

El Papa lucía bien descansado el domingo, cuando apareció en la ventana de su habitación en el hospital para impartir la bendición y participar en un servicio de oración regular.

Su voz era muy ronca durante la breve presencia, pero el mensaje fue trasmitido a todo el mundo.

Esta semana, Juan Pablo II no participará en las ceremonias del Miércoles de Ceniza en el Vaticano por primera vez en 26 años de papado.