El presidente George Bush felicitó al pueblo iraquí por las elecciones nacionales del domingo, que consideró como “un gran éxito”.

La Casa Blanca informó este lunes que el mandatario envió el mensaje por teléfono al primer ministro interino de Irak, Iyad Allawi y al presidente Ghasi al-Yawar. Ambos gobernantes iraquíes dijeron a Bush que van a llegar a todos los iraquíes para asegurar que el proceso político sea inclusivo.

Previamente, Allawi habló por televisión y apeló a sus conciudadanos a poner de lado sus diferencia y trabajar juntos hacia la paz y un mejor futuro. Agregó que las elecciones fueron un gran golpe para los insurgentes, y prometió que todos los iraquíes estarán representados en el nuevo gobierno.

Entre tanto, funcionarios electorales dijeron que el escrutinio primario fue completado en locales electorales. Las actas de escrutinio serán enviadas a Bagdad, donde de compilarán los totales de votos y los resultados finales se esperan para dentro de una semana.

La comisión electoral calcula que hasta ocho millones de personas –más de un 60 por ciento de todos los electores habilitados para votar—ejercieron el sufragio. Entre tanto, la organización a cargo de los votos de iraquíes ausentes dio a conocer este lunes que aproximadamente un 94 por ciento o sea 265 mil ciudadanos registrados en el extranjero, votaron durante tres días en 14 países.