El Presidente Bush declaró que la elección en Iraq es un “resonante éxito”, manifestando que los iraquíes han tomado el correcto control de los destinos de su país.

Al hablar este domingo en la Casa Blanca, Bush dijo que los iraquíes acudieron en gran número y con gran riesgo a votar, y mostraron lo que él llamó “su compromiso con la democracia”.

El Presidente dijo que el pueblo iraquí ha elegido un futuro de libertad y paz al rechazar las amenazas de lo que llamó la “ideología anti-democrática de los terroristas”.

Bush prometió que Estados Unidos continuará entrenando fuerzas iraquíes de modo que el gobierno de transición del país pueda finalmente cuidar de su propia seguridad.

La Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, dijo que las elecciones fueron mejor de lo esperado, a pesar de la violencia.

Rice señaló que la votación no fue perfecta, pero dijo que los iraquíes han dado un enorme paso adelante en el camino hacia la democracia. Sin embargo, el Senador John Kerry cuestionó el éxito de la votación, diciendo que grandes porciones de Iraq no votaron.