Millones de iraquíes emitieron sus votos este domingo en la primer elección libre en Iraq en casi 50 años, desafiando tanto la violencia como las convocatorias a un boicot.

El vocero de la comisión electoral iraquí Farid Ayar, calcula que aproximadamente el 60 por ciento de los 13 millones de votantes registrados en el país acudió a las urnas este domingo. El máximo funcionario electoral de la ONU en Iraq, Carlos Valenzuela, dijo que laIraquíes Dan un Primer Paso hacia la Democracia en Histórica Votación

La concurrencia a votar fue despareja. Los kurdos y la mayoría shiíta de Iraq votaron en proporción mucho más grande que la minoría sunita.

Los insurgentes, que habían prometido hacer fracasar la elección, atacaron estaciones de votación, dando muerte a por lo menos 35 personas además de los nueve suicidas que portaban bombas. En un mensaje en Internet, el grupo liderado por el requerido terrorista Abú Musab al-Zarqawi se hizo responsable de alguno de los ataques.

Pero en algunas partes del país, el ánimo era de júbilo, con iraquíes bailando en las calles y mostrando con orgullo sus dedos entintados, significando que habían votado.

La elección se llevó a cabo bajo extremas medidas de seguridad que incluyeron una prohibición nacional de viajar en automóviles y múltiples revisaciones en los lugares de votación.

Funcionarios electorales habían comenzado a contar los votos para determinar la conformación de la asamblea nacional de transición, 18 consejos provinciales, y un parlamento regional para el Norte kurdo. La asamblea de 275 miembros tendrá un plazo de 11 meses para elegir un nuevo gobierno y elaborar el proyecto de una nueva constitución iraquí.

Los resultados preliminares de la elección se aguardan para dentro de algunas horas, pero los resultados finales no se tendrán hasta dentro de algunos días.