Los cancilleres de Colombia y Venezuela no lograron resolver su disputa sobre la captura de un líder rebelde colombiano en Caracas.

Sin embargo, la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, Carolina Barco, dijo que se logró algún progreso durante las conversaciones de este jueves en Perú con su homólogo venezolano Alí Rodríguez.

El funcionario venezolano partió del encuentro sin declarar a los medios de comunicación.

Colombia reconoció haber pagado a cazadores de recompensas por la captura del rebelde colombiano Rodrigo Granda en Caracas y llevarlo de vuelta a Colombia. Granda es miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC.

Venezuela acusó a Colombia de violar su soberanía en lo que según Caracas se trató de un secuestro. Colombia niega la acusación, argumentando que la captura fue parte legítima de su guerra contra los rebeldes.