El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, hizo una visita privada al antiguo campamento de exterminio de Auschwitz, en el sur de Polonia, al día siguiente de haber participado en la conmemoración del sexagésimo aniversario de la liberación de esas instalaciones por tropas soviéticas.

El vicepresidente participó en una gira guiada de los edificios este viernes y luego colocó una ofrenda floral en la base del muro donde las fuerzas del nazismo ejecutaron a miles de prisioneros.

El jueves, Cheney lideró la delegación estadounidense que presenció las solemnes ceremonias recordatorias de la liberación del notorio campamento de exterminio.

Durante la conmemoración, Cheney colocó una vela a la entrada del campamento donde los nazis dieron muerte a más de un millón de personas, la mayoría de ellos judíos.