Los iraquíes que viven en el exterior comenzaron a ejercer su derecho al voto para las elecciones nacionales de su país, mientras que en todo Iraq comenzaron a entrar en efecto estrictas medidas de seguridad con motivo de la elección.

Los expatriados comenzaron a votar este viernes y en la mayoría de los 14 países con centros de votación.

Unos 280 mil iraquíes se han inscrito para votar, y se anticipa que la mayor asistencia tenga lugar en Irán, donde se inscribieron unos 60 mil iraquíes.

Mientras tanto, en Iraq, la gente corrió a los supermercados y panaderías para comprar artículos esenciales con motivo de los toques de queda y la prohibición de la circulación de vehículos.

No obstante, a pesar de las estrictas medidas de seguridad, insurgentes mataron 4 personas en un ataque con coche bomba cerca de una estación policial hoy en el sur de Bagdad.