La compañía automotriz Ford anunció planes para recomendar reparaciones obligatorias a unas 792 mil camionetas y vehículos todo terreno, debido al riesgo de incendio causado por el control de velocidad de crucero.

La convocatoria de reparación obligatoria afecta a algunos de los modelos más populares de Ford, incluso los modelos 2000 de la camioneta pickup F-150, y los todo-terreno Expedition y Navigator.

El segundo fabricante de automóviles de Estados Unidos dio a conocer este jueves que el control de velocidad de crucero podría experimentar un corto circuito y causar un incendio en el motor.

Ford dio a conocer que va a desactivar el control de velocidad de crucero en esos vehículos hasta que cuente con suficientes dispositivos para reemplazar los defectuosos.

La compañía informa que notificará por correo a los propietarios de los vehículos afectados a principios del mes próximo.

Las acciones del fabricante automotríz con sede en Detroit bajaron más de un 1 por ciento en las transacciones de este jueves en Wall Street.