El presidente George W. Bush dijo que Estados Unidos retirará sus fuerzas de Iraq si el gobierno que asuma el poder tras las elecciones del domingo así se lo pide.

Sin embargo, el presidente dijo que espera que el nuevo liderazgo pida a las fuerzas de la coalición que se queden en Iraq “al menos hasta que los iraquíes puedan combatir”.

En una entrevista aparecida este viernes en el diario The New York Times, Bush dijo que la mayoría de los líderes iraquíes con quienes ha hablado dicen que falta mucho por hacer antes de que los iraquíes puedan manejar su propia seguridad.

La entrevista fue realizada el jueves, el mismo día que el senador Edward Kennedy de Massachussets solicitó al presidente que comience a retirar las fuerzas estadounidenses de Iraq.

Kennedy dijo que por lo menos 12 mil soldados deberían abandonar Iraq de inmediato y que para 2006 todas las fuerzas estadounidenses deberían irse de ese país.

Kennedy argumentó que la presencia continua de fuerzas de Estados Unidos en Iraq solo está “avivando las llamas de la guerra”.