En Guayaquil, la segunda ciudad más grande de Ecuador, 250 mil personas salieron a las calles el miércoles para pedir al gobierno del presidente Lucio Gutiérrez que provea más fondos para medidas de seguridad.

El alcalde insistió en que la protesta no tenía el propósito de hacer caer el gobierno, sino llamar la atención sobre las necesidades de seguridad en la ciudad.

Por su parte, unos 10 mil partidarios del gobierno llevaron a cabo una contra manifestación en las cercanías del lugar. Ambas manifestaciones fueron pacíficas, según las autoridades.