El primer ministro británico, Tony Blair, dijo ante el Foro Económico Mundial reunido en Davos, Suiza, que la indeferencia del mundo hacia la pobreza en África, es un escándalo.

En el segundo día de la conferencia, Blair expresó este jueves que si otras partes del mundo sufrieran la misma pobreza crónica que tiene África, habría una protesta internacional.

A Blair se le unió el ex–mandatario norteamericano Bill Clinton, quien dijo que duplicar la ayuda a África es barato cuando se compara con los 80 mil millones de dólares que Estados Unidos gastó apenas en un año para la guerra en Irak.

También hablaron el gobernante nigeriano Olusegún Obasanjo y el jefe de estado de Sudáfrica, Thabo Mbeki. Pidiendo más alivio de la deuda africana.

La estrella irlandesa del rock, Bono, y el multimillonario de la cibernética, Bill Gates, también asisten a la conferencia de cuatro días.